Columnas
Sin Ambages: El mito del Grupo Culiacán, ¿existe?
Por: Redacción el 23 de octubre de 2017
Sin Ambages: El mito del Grupo Culiacán, ¿existe?
*Cada uno de los priistas que supuestamente lo integra tiene su propio perfil, su propia carrera política

*La cargada evidente en el PRI en la pasarela por lambisconear a José Antonio Meade



A todos los políticos que se les considera integran el “Grupo Culiacán” como una corriente política vital del PRI en la capital, tienen un común denominador: Tienen un alto nivel de independencia política y han construido sus carreras políticas en buena medida por méritos propios.

Nos referimos al alcalde Jesús Valdés, al diputado Aarón Rivas y al ex alcalde Sergio Torres, quienes tienen en sus carreras políticas un promedio de diez años, cuando mucho, que hoy por hoy lo tiene como figuras preponderantes dentro del PRI en Culiacán y Sinaloa. En el caso de Jesús Valdés ya suma 18 años de militancia.

Si hablamos de estos tres políticos con mayor trayectoria política, Sergio Torres, empezó como empleado del Ayuntamiento, fue dirigente sindical del STASAC, regidor del Ayuntamiento de Culiacán y de allí a diputado local, para luego coordinar la campaña de Héctor Melesio Cuén y Jesús Vizcarra en Culiacán en el 2010, ser funcionario municipal con ellos y el 2012 diputado federal, el 2013 gana la presidencia municipal de Culiacán que entrega la estafeta el 1° de enero de 2017 a otro miembro del “Grupo Culiacán”, Jesús Valdés.

Jesús Valdés, quien hizo mancuerna con Sergio Torres y Jesús Vizcarra en la elección municipal del 2010, el primero para diputado y el segundo para presidente municipal, después de haber sido Secretario de Héctor Melesio Cuén cuando fue rector y director de la juventud en el Ayuntamiento con Aarón Irízar, después de la derrota del PRI y Jesús Vizcarra el 2010, el 2011 se fue a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto y fue diputado federal el 2012 para venir a competir y ganar la presidencia municipal el 2016.

El más joven de los tres, políticamente hablando, es Aarón Rivas, un joven empresario muy abierto a la política que se incorporó al PRI en el 2009 como Secretario General adjunto del Comité Ejecutivo Estatal del PRI y en el 2010 es candidato a diputado local para luego convertirse en presidente municipal sustituto en Culiacán en lugar de Héctor Melesio Cuén el 2011, cuando éste renunció para competir por el Senado de la República bajo las siglas del PANAL. Durante el 2014 y 2015 fue Secretario de Desarrollo Económico en el Gobierno de Mario López Valdez (MALOVA) y el 2016 regresa a ser diputado local.

Los tres son personajes de meteóricas carreras políticas, identificados cada quien con su personalidad propia y acciones destacadas en sus desempeños que los han distinguido con sellos peculiares que los han hecho no pasar desapercibidos en sus diversos cargos, además de que han tenido un común denominador los tres: han sido líderes electorales y políticos del PRI con arraigo social y popular, que no es muy común en la clase política de cualquier partido, como tampoco del PRI.

La existencia o no del “Grupo Culiacán” es un misterio que no hay quien lo aclare, por lo menos para nosotros, pero lo que sí es cierto es que estos tres personajes del PRI son figuras relevantes de ese Partido no solo en Culiacán sino en todo el estado, reconocidos incluso por todos los partidos políticos en Sinaloa.

Y si a eso se agrega la relación que han construido a nivel nacional y con grupos de poder local los convierte en una tercia de políticos de lo más rentable en Sinaloa y más todavía porque están en el corazón de las decisiones. En Culiacán se define casi el 40% del resultado electoral y se toman la mayoría de las decisiones para el resto. Por eso son un grupo de liderazgo sumamente importante que bien puede encabezar cualquier partido en el estado, no se diga en Culiacán y tienen altas probabilidades de ser ganadores.

Exista o no el grupo, nadie los debiera tratar sin la relevancia que tienen, mucho menos atacarles y vilipendiarles.


CARGA EVIDENTE

Como hacía mucho tiempo no se veía en las filas del PRI en Sinaloa, una cargada tan evidente, que por lo mismo ridícula, a favor de un precandidato presidencial, como ahora con la parafernalia política que armaron en turno a José Antonio Meade, Secretario de Hacienda del Gobierno de la República.

Para nada se detuvo la cargada a favor del Secretario de Hacienda, ni siquiera la más elemental cortesía política debiera prevalecer, que hicieron José Narro, Aurelio Nuño, Enrique de la Madrid y el propio Miguel Ángel Osorio Chong, se vieron como simples comparsas de acompañamiento en un suceso político tan trascendente que nomás faltó los pusieran de bufones.


*Sin Ambages es la columna institucional del semanario Diario Adiscusión ya en circulación esta semana.
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIARIO ADISCUSIÓN; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Columnas| Noticias relacionadas