Columnas
Editorial: La gran proeza de Irma Tirado: su intolerancia sumisa
Por: Redacción el 1 de agosto de 2017
 Editorial: La gran proeza de Irma Tirado: su intolerancia sumisa
Desde luego que los insultos y las mentadas no son parte del juego democrático, y que los improperios siempre restan altura a cualquier debate, pero lo que a últimas fechas ha sucedido en el Congreso del Estado, con la cerrazón sobre todo del partido oficial, la forma en que de manera mafiosa y facciosa está el PRI resolviendo las cosas, sin la participación de la ciudadanía, desemboca en la rebeldía del grupo de activistas que, ya es oficial, ha sido fichado y su entrada al recinto Legislativo vetada.

¿Cuál es la gran proeza de la presidenta de la Junta de Coordinación Política, Irma Tirado? Ser sumisa ante el Ejecutivo e intolerante a la crítica. Nunca de los nunca la hemos visto prestándose al debate e incluyendo a la sociedad civil en la participación política del Legislativo, en la toma de decisiones; como buena priista (toda la bancada de pinta sola) opta por asumir que los diputados tienen para sí mismos la toma de decisiones. Cuán equivocada está la clase política, porque las decisiones de la vida pública deben estar sopesadas bajo el consenso social.

Como bien lo expresó Abel Jacobo Miller, uno de los vetados en el Congreso, más allá de que ellos se hayan manifestado con lujo de violencia, los diputados del PRI ejercen una violencia patrimonial hacia sus gobernados, una total discreción en su quehacer público, un absolulo servilismo hacia los intereses partidistas. A discreción, y sentenciando que son unos reyezuelos, los priistas y sus satélites aprobaron la reforma constitucional a los artículos 37 y 43, un bestial engendro que caminará como monstruo al evaluar las finanzas públicas el próximo año, ¿dónde estuvo la sociedad para la que legislan? En realidad legislan para el Tercer Piso.

Aprobaron las cuentas de Mario López Valdez a pesar de todas las irregularidades, basándose en criterios eminentemente políticos, demostrando que la clase política que desgobierna Sinaloa solo legisla para ella misma, pero que ningún ciudadano ose lanzar un improperio porque entonces sí la furia de Irma Tirado Sandoval, se eleva y manda la caballería que violenta garantías y derechos fundamentales al restringir el acceso y enviar paleros a aplaudirles.

Solo falta decir que cada legislatura está de mal en peor, el servilismo a la orden del día, la falta de diálogo y la autocrítica totalmente ausente, no cabe duda que aún falta un largo camino por recorrer para alcanzar una legitima democracia en Sinaloa y en el país. Nos gobiernan reyezuelos y caciques que se sienten intocables. Ya vendrán tiempos mejores...

*Editorial publicado en la edición número 25 del semanario Diario Adiscusión que circula del 30 de julio al 5 de agosto.
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIARIO ADISCUSIÓN; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Columnas| Noticias relacionadas